Barreras que encontramos en la aplicación del e-learning
Escrito por Juan Pablo de Castro Fernández   
Wednesday, 20 de June de 2007
Durante los últimos años he implantado una serie de técnicas docentes apoyadas en una plataforma de e-learning en una asignatura de grado de ingeniería de telecomunicación con un grupo muy numeroso de alumnos.
He sacado algunas conclusiones subjetivas que recojo en este pequeño artículo de opinión.
En el uso de Internet en la docencia yo veo algunos puntos con barreras importantes, por supuesto que hay muchas ventajas pero con sus inconvenientes nada desdeñables.

Documentación.

PRO: La comunicación de la documentación es fabulosamente ágil y directa.
CONTRA: El alumno demanda documentos refinados y bien redactados; apuntes perfectos y como único material de guía en clase. Eso supone un esfuerzo inmenso para los profesores que deben "editar el manual de la asignatura" antes de ofrecer material a los alumnos. Yo publico mis transparencias para que luego la completen en clase con las explicaciones, y la bibliografía no les vale y me piden apuntes en PDF.

Envíos de tareas.

PRO: El profesor gestiona mejor los envíos, controla las fechas y pone las evaluaciones. El alumno ahorra papel y los típicos problemas de "el perro se comió mis deberes."
CONTRA: El plagio es una práctica universal y generalizada muy difícil de contener. San Google es el patrón de los universitarios y Wikipedia el recurso de los perezosos. Y si es así es fácil de controlar, pero si los trabajos se copian de años anteriores o de otras fuentes más exóticas, el profesor no tiene muchas probabilidades de transformar un encargo en una actividad docente.
Yo he optado por pedir los trabajos MANUSCRITOS para que al menos inviertan un tiempo en copiárselo a los compañeros.

Anonimato

PRO: Se supone que habrá menos resistencia a participar. En principio todo indica que podría ser así.
FALACIA: En la práctica, aparecer en un foro con la foto del carnet y aportando información como un "listillo" cualquiera sigue siendo una pesadilla para la psicología de nuestros alumnos. Yo he notado cómo los alumnos me envían a mi correo personal las dudas que deberían ir al foro (al que les remito.) Los mismos alumnos prefieren preguntarme entre clase y clase algo que quedar "retratado" en el foro.
Las únicas soluciones que he encontrado son:
  • evaluar las aportaciones en el foro. (Supone una carga adicional al profesor.)
  • obligar a plantear todas las dudas en el foro y no responderlas en privado. (Un poco dictatorial pero funciona si se hace con tacto.)

Acceso a Internet

PRO: Ubicuidad de la enseñanza, docencia a los Erasmus y alumnos trabajadores, etc... las ventajas tradicionales del mundo on-line.

CONTRAS: Cada vez es menos problema disponer de ADSL en casa. Un porcentaje altísimo entre los estudiantes de ingeniería tiene acceso suficiente en su domicilio o piso de estudiantes. Incluso en los Centros hay suficiente acceso a salas comunes para que no sea un problema. No obstante tendremos el típico alumno sin conexión a internet, sin planes de tenerla e incluso sin voluntad de utilizarlo. Hoy por hoy no podemos negarle a nadie la evaluación en base a su negativa o imposibilidad de acceso a la plataforma. La libertad de cátedra no tiene que ver con el derecho a evaluación y a cursar una asignatura en una Universidad presencial.

OJO con planear actividades muy on-line sin tener listo un plan de contingencia.

Espero que mis comentarios sean de interés y animen el debate.
Modificado el ( Tuesday, 04 de September de 2007 )